Blog

Rashel Diaz / Blog  / Mejora ciertos hábitos alimenticios para cuidar tu salud

Mejora ciertos hábitos alimenticios para cuidar tu salud

Seguramente has escuchado la frase «somos lo que comemos». Yo la tengo muy presente porque de mi alimentación, depende mi salud y esto es parte de los hábitos que intento transmitirles a mis hijos. Si quiero tener una buena vida, debo mantener mi cuerpo con la mejor energía.

A todos nos preocupa el tema de la calidad de los alimentos que ingerimos y cada vez hay más conciencia en cuanto a este tema, gracias a Dios.

Vemos más interés de parte de los locales con lo que ofrecen y más cuidado de parte de los consumidores por conocer lo que están a punto de comprar.

Comemos más porque comemos mal

Una buena dieta se basa en 5 platos diarios, tres fuertes y dos snacks. Cuando no nos sentimos saciados completamente, pensamos que es porque algo nos falta, cuando en realidad es más bien que algo sobra. La mayoría de las personas comen más alimentos procesados por salir del paso. Estos, en vez de llenar y transmitirle al organismo que ya fue suficiente, dejan la sensación de querer más.

¿A quién no le ha pasado que dice «sólo un chip» y terminan comiendo la bolsa entera? ¿O «sólo una hamburguesa» y terminan pidiendo otro combo para llevar? Eso pasa con todos los alimentos de fast food y los snacks empaquetados.

Y es el abuso de esos alimentos procesados, con grandes cantidades azúcar o conservantes, lo que generan enfermedades como la diabetes, sobrepeso y caries. Así corremos los riesgos reales, nunca vamos a sufrir una sobredosis de fruta o vegetales. 

Tampoco estoy de acuerdo con las posiciones extremistas, ni de un lado ni del otro. Creo que el equilibrio perfecto está en el centro. Con pequeños cambios en tu dieta e introduciendo nuevos alimentos con valor nutricional, estarás mejorando, sin la necesidad de cerrarte a tus gustos de vez en cuando.

Nuevos hábitos

Informarnos es el primer paso. Aprender sobre las mejores opciones para cada uno. Qué alimentos te benefician por tu estilo de ida, si eres activa o más tranquila, la edad que tengas y también tus gustos. Todos tenemos necesidades distintas que debemos cubrir de forma correcta.

También puedes ir cambiando paulatinamente ciertas cosas por otras un poco más sanas. Por ejemplo, el azúcar por miel, la sal refinada por la sal marina, el pan blanco por integral, el aceite de girasol por uno de oliva extra virgen.

No significa que más nunca los vas a poder probar, sino que trates de minimizar su uso. Yo amo el chocolate, no podría dejar de comerlo por nada del mundo hahahaha. Eso sí, intento hacerlo con conciencia y orden. Cómete tu torta favorita o tus papas fritas, eso es bueno también, pero ponte un orden para que no sea todos los días.

Por eso, debemos promocionar los hábitos saludables, adoptar una alimentación con materia prima y no tanta procesada. Escoger alimentos lo más naturales posibles, sin muchos tratamientos ni químicos.

Para mí, la clave está en comer moderadamente, es totalmente necesario mantener el equilibrio. No debemos ir hacia los extremos, ni abusar o eliminar por completo. Como siempre les digo, hay un momento para cada cosa.

Y sí, el cuerpo es muy sabio. Es necesario cuidarlo y facilitarle el trabajo con alimentos de calidad y realmente nutritivos. Es momento de tomar conciencia, escuchar qué es lo que necesitamos de verdad y eso sólo se logra escuchándonos y queriéndonos a nosotros mismos.

Obtén acceso a contenido exclusivo, noticias, promociones especiales y más sorpresas directamente a tu correo
Tu información nunca será compartida con terceros.
Accesorios Labana