Blog

Rashel Diaz / Blog  / Siempre se puede disfrutar de unas vacaciones en familia

Siempre se puede disfrutar de unas vacaciones en familia

Los mejores días de mi vida son los que paso junto a mi familia. Cuando planeamos las vacaciones, lo hacemos con el único fin de disfrutar y desconectarnos por un rato de las responsabilidades para concentrarnos en nosotros y los momentos de alegría que vivimos.

Llega un punto en el que toda la familia necesita un momento de escape y descanso. Las clases de los niños, el trabajo de los padres y la rutina, hacen que el día a día se haga monótono. Por eso, organizar el tiempo para compartir todos juntos es sumamente necesario.

La semana pasada tuve un break en el trabajo por el mes que pasé en Rusia. Nos fuimos a California y recorrimos muchos lugares hasta llegar a Los Ángeles. Fuimos mi esposo Carlo, su hija Maddy y mi hija Daniela. En esta ocasión mi hijo Juan Daniel no pudo acompañarnos porque estaba en exámenes de la universidad.

En contacto con nosotros

Cuando decidimos tomar vacaciones, sabemos que es el momento de enfocarnos en nosotros y nuestro al rededor. Lo aprovechamos para alejarnos de lo cotidiano, conocernos mejor, fortalecer nuestros valores y aprender muchas cosas nuevas.

También es un ejercicio para lograr ponernos de acuerdo hahahaha. Todos tenemos gustos e intereses distintos y es normal que haya desacuerdos. Por eso, hablamos mucho, negociamos los planes y tratamos de complacer a todos por igual.

Es la mejor forma de fortalecer los lazos de unión y sobretodo, la complicidad y la hermandad entre nuestros hijos. Al final, todo lo hacemos por ellos, para que se nutran de lo que el mundo tiene para ofrecerles.

Momentos que perduran

Si reviso mi álbum de fotos, la mayoría de los mejores recuerdos son de vacaciones y escapadas de fin de semana que disfruté con mi familia. Son importantes para mí porque fomentan la espontaneidad, la creatividad y saca a todos de su zona de confort.

Además, nada te carga de tanta energía positiva como descansar con tu familia y ver a tus hijos felices. Aprovecha ese momento, analiza cómo es la convivencia y cómo está cada uno para planificar los nuevos objetivos y metas familiares.

No es necesario que sean las vacaciones más caras y excéntricas para poder disfrutar, sobretodo cuando los niños son pequeños. Ellos no recordarán los juguetes caros ni lo lugares de lujo, sólo la sensación de compartir con su mamá o papá en la sala de la casa, corriendo en un parque o enterrando los pies en la arena.

Así que disfruta, ríe, relájate y ama cada experiencia. Quédate con todo lo lindo y bueno de ese momento. Toma muchas fotos y videos, a mí me encanta guardar esos recuerdos. Aprovecha y planea un escape, por más sencillo y corto que sea, ¡los llenará de fuerza para continuar!

Obtén acceso a contenido exclusivo, noticias, promociones especiales y más sorpresas directamente a tu correo
Tu información nunca será compartida con terceros.
Accesorios Labana