Blog

Rashel Diaz / Blog  / Así logré volver al gimnasio después de un mes sin entrenar

Así logré volver al gimnasio después de un mes sin entrenar

Cuando estuve en Moscú, lo más cerca que estuve del gimnasio fue el cardio que hice caminando y caminando. Me imaginaba a Cesar, mi entrenador, armando rutinas matadoras para recuperar el mes perdido. Sin embargo, al regresar entendí que mi cuerpo necesita un tiempo para reacondicionarse.

Y así como me pasó a mí, sé que muchos de ustedes también se alejaron del ejercicio por cosas como el trabajo, desmotivación, lesiones, embarazos, mudanzas, vacaciones o clases. Cualquiera sea el motivo, la falta de entrenamiento hará que pierdas todo el progreso que conseguiste y es momento de recuperarlo.

Si ya tenías acostumbrado a tu cuerpo a moverse, entonces la recuperación será más rápida de lo que te imaginas. Sin embargo, es necesario que vayas paso a paso. ¡Así como me tocó a mí!

Lo más difícil es empezar

Siempre cuesta el primer paso, pero después se hace más sencillo continuar. Es mentira que vas a esperar al momento correcto para regresar a tu rutina, ¡siempre es el momento correcto! Así que anímate, con el tiempo se convertirá en costumbre y una tarea automática.

Vuelve a preparar tu bolso, prepara tus outfits cómodos y deportivos y regresa sin miedo. Te sentirás mucho mejor sabiendo que cuidas tu salud. Si no estás segura de cómo volver a tu rutina de ejercicio, anota estos consejos e inscríbete en esa clase que te hace tan feliz:

Paso a paso

Si crees que vas a volver con la misma resistencia que antes, te equivocas. Si te exiges de más, puedes terminar causándote una lesión grave. Ten paciencia y empieza poco a poco para ir aumentando las dificultades. Los músculos tienen memoria, pero necesitas darles tiempo para reacondicionarse.

Fija metas realistas

Recuerda que cuando de mantener nuestro cuerpo en forma se trata, no hay fórmula mágica que valga. Los objetivos son más sencillos de alcanzar si los divides en metas cortas para superar. Primero ponte una que parezca fácil, y luego ve aumentando, no te frustres si tu cuerpo no responde como esperas, no te apures, presiones ni pongas fechas límites. Sí lograrás volver al ruedo.

 

Descansa correctamente

No fuerces tu cuerpo los siete días de la semana por querer volver más rápido. Nuestros músculos necesitan momentos de descanso y son tan importantes como el ejercicio mismo. Toma por lo menos el fin de semana o dos días para reposar y recuperar fuerza.

En compañía es mejor

Siempre es más motivante ir en grupo a entrenar. Lleva a tu pareja, amigos o familia, será una forma distinta de pasar un buen momento y compartirán una misma meta: cuidar su salud. Las batallas son más sencillas de ganar en equipo, ¡y más divertidas también!

 

Regularidad y calidad

Lo importante no es matarte haciendo ejercicios intensos ni hacer mil repeticiones. La clave está en ser organizado y constante. No importa si sólo vas dos veces a la semana, eso está bien. Tu cuerpo irá pidiendo más con el tiempo. La idea es que aguantes el ritmo y no que te obsesiones con la cantidad, es una misión a mediano o largo plazo.

 

Escúchate y conócete

Nuestro cuerpo da siempre señales de malestar y también bienestar. Si notas que tus músculos te están pidiendo tregua, entonces hazle caso. Respeta la fatiga y los dolores, cuídate y atiende todo eso que sientes. Como las máquinas, si nos sobrecargamos podemos colapsar y obligarte a parar otra vez.

 

¡Prémiate!

¡Felicitaciones! Cumpliste un objetivo: regresar a la actividad. Esto merece una recompensa hahahaha. Pero como yo sé que esos premios normalmente son comidas (y me confieso culpable), deben ser medidos. También puedes regalarte ese accesorio o prenda de la tienda online o del mall que te gustó. Esta es una forma de automotivarte a lograr nuevas metas.

Chicas, les digo por experiencia que no es fácil. El resultado de ese «tiempo de no hacer nada» es lo que nos cuesta retomar la rutina. Pero no te quedes en la casa pensando que es más fácil no volver. Recuerda que es tu salud lo necesita. Da ese primer paso que te conté al comienzo, porque el miedo y el cansancio pasará rápido.

Accesorios Labana