Blog

Rashel Diaz / Fitness y salud  / ¡Suelta el teléfono! La importancia de concentrarnos al entrenar

¡Suelta el teléfono! La importancia de concentrarnos al entrenar

Cuando eres una mamá trabajadora, el teléfono se convierte en otra parte de tu cuerpo y tenemos tantas cosas en la mente que es difícil enfocarse en una sola. Lo peor es que todas las podemos resolver al mismo tiempo hahaha. Sin embargo, necesitamos un momento para concentrarnos en nosotras, el mío el gimnasio.

Desarrollar la capacidad de olvidar todo por 40 minutos, una hora o lo que dure el entrenamiento, requiere de mucha fuerza de voluntad. Estamos sobre estimuladas por todo lo que nos rodea y estar en los ejercicios al 100% es una destreza que se adquiere sólo con la práctica.

Por tu salud

Cuando de bienestar se trata, mantener el objetivo claro y la mente en el momento es esencial. Además, nuestro rendimiento en los entrenamientos y las clases también se ve afectado por esto.

Cuando no mantenemos la atención en los movimientos y estímulos, lo más probable es que perdamos la actividad, no hagamos bien las cosas y hasta podríamos lesionarnos y hacernos daño.

Es sumamente importante saber qué es lo que estamos haciendo y qué músculos debemos activar con cada movimiento para que el tiempo que pasamos ahí valga la pena. También por el cuidado de nuestras articulaciones, rodillas, muñecas y codos.

¡Adiós a todo!

Y es que hay tantas distracciones, no sólo en nuestra cabeza sino también en el exterior que debemos reconocerlos para evitarlos. Comenzando por el teléfono. Si lo usas para escuchar música está bien, pero limítalo a eso. Mientras más lo tengas en la mano, más ganas tendrás de revisarlo, hablar y leer información que no sólo te quita tiempo, sino que te llena la cabeza de más cosas. Te aseguro que todo va a estar igual que como lo dejaste.

Otra distracción común son los compañeros de gimnasio. Si vamos a realizar actividades de a varios, lo mejor es que todos tengan planteados el mismo objetivo de entrenar. De nada sirve estar una hora si hablas 30 minutos. Así sólo logras perder el hilo del entrenamiento y no trabajarás con la intensidad adecuada.

Y así también están los televisores en los gimnasios y cuando entrenamos en el exterior, peor aún. Todo nos llama la atención y si eres de las personas con poca capacidad de concentración entonces se complica hahaha. Tendrás que hacer muchos ejercicios para ganarla y muchísima más voluntad.

Por más pensamientos positivos

Y de esa lista, lo más importante es nuestra mente. Determina el momento de entrenar como TU momento. Los pensamientos que tenemos juegan un papel esencial en nuestras respuestas físicas.

Mantener la cabeza en el ahora potenciará tu motivación, autoestima y por lo tanto mejorará tu rendimiento y desempeño. Que lo único que tengas en tu disco duro en ese momento sea tu rutina y los «sí puedo, vamos por un poco más».

Si entrenas con la cabeza llena de preocupaciones y pensamientos negativos, tu esfuerzo se verá empañado. Haz esto: comienza calentando y deja ahí toda tu frustración, rabia, ansiedad y nervios. Toma agua y luego ve a entrenar con toda la fuerza recargada.

Deja tu teléfono en el bolso, tus preocupaciones fuera del gimnasio y concéntrate en ti, por ti y para ti. Recuerda que no vence el que quiere, sino el que realmente lo cree. Además, te hará bien en mente y espíritu. ¡Valdrá la pena intentarlo!

Accesorios Labana