Blog

Rashel Diaz / Blog  / Sentí que perdía la forma de mis cejas y esto fue lo que hice

Sentí que perdía la forma de mis cejas y esto fue lo que hice

Las cejas para mí son un tema delicado. Nunca me ha gustado que me las maquillen porque siento que hay estilos que no se ven naturales. Sin embargo, decidí atreverme a intentar algo nuevo porque sentía que las estaba perdiendo y así me fue.

Siempre he sido de cejas normales, ni muy gruesas ni muy finas. Antes, normalmente me maquillaba con sombras del color de mi cabello para rellenarlas y así se mantener un look sencillo y fresco.

Sin embargo, recientemente he notado que al final del arco se me iba afinando cada vez más y más. Creo que con los años vamos perdiendo pelitos y como mujeres coquetas, llega el momento de tomar medidas al respecto.

Tras meses de pensarlo, porque sí, soy muy insoportable con eso, me animé a micropigmentarlas. Sin embrago, no me puse en manos de cualquiera.

En la búsqueda de un experto

Me puse a investigar mucho, leí un sinfín de post hasta que encontré a alguien que me dio confianza. Decidí ponerme en las manos de Karen Paba, una artista a la que seguí por bastante tiempo.

Había visto su trabajo con mis amistades, pues a muchas de ellas les había hecho lo que yo quería, entre ese grupo estaba mi Adamaris López. También le pregunté millones de cosas, casi le hice una entrevista entera antes de atreverme. ¡Hasta que un día me animé

Soy de las que no le gustan los extremo. Ni muy gruesas ni muy finas. Siempre he sido una mujer que va totalmente por los looks naturales y reales.

El resultado

Karen me preguntó qué color quería y le pedí un marrón bien suave para que se vieran naturales. Sólo buscaba hacerlas un poco más marcadas en la parte de atrás.

Cuando me senté tuve miedo hahahaha. Me pusieron anestesia, ¡pero yo igual sentí todo! Me dolió un poco debo confesar, tanto que en tono de broma le dije «esa anestesia estaba vencida, no me hizo nada» hahaha.

Es cierto que al comienzo quedan súper marcadas y oscuras. Lo primero que pensé fue que parecía Frida Kahlo, pero es lo normal, a todas nos quedan así al inicio. Sin embargo, ya pasó más de una semana y creo que llegué al tono que me aplicó.

Visto bueno a la micropigmentación

Y sí, me resistía a tocarme mis cejas, pero no pude tentarme en probar esta nueva tendencia. Y es que al final, todos los cambios son para mejor. Lo que le hagamos a nuestro cuerpo es decisión propia y mientras nos haga sentir bien ¿por qué no intentarlo?

No podemos negar que las cejas son el marco de nuestro rostro. Cuando las tenemos bien definidas, la cara nos cambia y nos sentimos mucho más hermosas. Además, ¡no sólo las jóvenes pueden hacerse estas cosas!

Si eres como yo, te recomiendo que busques a una artista de confianza y que estudies su trabajo viendo sus resultados. Pero atrévete, es divertido intentar cosas nuevas.  Si ya lo has hecho o tienes ganas de probarla, coméntame que te parece y que piensas sobre esto.

Obtén acceso a contenido exclusivo, noticias, promociones especiales y más sorpresas directamente a tu correo
Tu información nunca será compartida con terceros.
Accesorios Labana