Blog

Rashel Diaz / Blog  / Tener Fe es creer en lo que sólo podemos ver con el alma

Tener Fe es creer en lo que sólo podemos ver con el alma

Creer en lo que no se ve es un reto para muchas personas. Y es que nuestro cuerpo está diseñado para detectar al mundo con cinco sentidos. Sin embargo, hay algo que va mucho más allá de nosotros. La Fe en lo que no se ve sólo se siente en el corazón. 

El mundo está lleno de pensamientos diferentes sobre este tema, pero hoy vine a hablarles de mi experiencia. Cuando de creer se trata, lo más importante es entender que Cristo está más allá de lo que nuestras manos pueden tocar. Tener la certeza de lo físico pasa a segundo plano cuando sientes a Dios en el corazón.

Estamos acostumbrados a darle una razón a todo. Sin embargo, los milagros ocurren y ni siquiera la ciencia sabe explicarlos. Y es que existe una realidad superior a la que vemos y reconocerlo es un acto de humildad.

Tener Fe en lo que no es tangible no es algo ilógico, ni fantástico, mucho menos ignorante. Es un acto de convicción. Jesús existe en cada uno de nosotros y es nuestra decisión dejarlo guiarnos con los ojos vendado.

Yo elegí creer en la presencia de un Dios de bondad y amor, en aquello que aun siendo invisible, me fortalece. He puesto en Él mi vida, mi alma y mi corazón. A veces quisiera poder oírlo y abrazarlo, pero al ver su respuesta espontánea, entiendo que está conmigo en cada paso.

Hoy les dejo tres versículos bíblicos para que nunca olvidemos que la Fe se ve con los ojos del alma. ¡Feliz Día!

Juan 6: 40

Porque esta es la voluntad de mi Padre: que todo aquel que ve al Hijo y cree en El, tenga vida eterna, y yo mismo lo resucitaré en el día final. 

Hebreos 11:1-3

Ahora bien, la fe es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Porque por ella recibieron aprobación los antiguos. Por la fe entendemos que el universo fue preparado por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve no fue hecho de cosas visibles.

Corintios 2:9

Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman.

Obtén acceso a contenido exclusivo, noticias, promociones especiales y más sorpresas directamente a tu correo
Tu información nunca será compartida con terceros.
Accesorios Labana