Blog

Rashel Diaz / Blog  / El cuidado de nuestras mascotas influye mucho en nosotros

El cuidado de nuestras mascotas influye mucho en nosotros

El que tiene de mascota a un perro, sabe cómo cambia la vida después de que ellos llegan. Son como niños, nos necesitan para todo, demandan atención y por lo tanto, debemos cuidarlos con mucho amor. Sin duda es una responsabilidad hermosa la que adquirimos, pero responsabilidad al fin.

En mi casa, Romeo y Ángel son dos bendiciones que Jesús puso en mi camino. Ambos estaban en refugios cuando los adoptamos y desde ese momento, la casa se llenó de otra energía.

Las mascotas no nos juzgan, nos dan un amor incondicional más grande que ellos mismos, no se ríen de nosotros y sin embargo nos escuchan, aunque no entiendan, y cuando notan que algo está mal, son la muestra de que sólo un gesto, con su pata o su nariz fría, puede cambiar nuestro día.

No es un juguete, necesita cuidados

Y es con todo lo que nos entregan ¿qué esperan ellos a cambio? Nada, no tienen ningún interés. Sin embargo, es nuestra responsabilidad darles la mejor vida posible para que así ellos disfruten la suya con toda la salud y fuerza.

Al momento de adoptar, realmente debes tener en cuenta si te podrás hacer cargo con todas las letras. Si le podrás brindar la atención que necesita. Ellos deben pasear, comer, bañarse, mantenerse activos, cuando se enferman son tan delicados como un niño, debes asignarles un lugar en la casa. Todo para que estén cómodos.

Claramente las mascotas, sea gato, perro, pez, o pájaro, están para disfrutarlos, quererlos y cuidarlos. En el caso de los perros, es posible hacer una vida normal con ellos, salir viajar, jugar.

Su salud influye en la nuestra

Una mascota mal cuidada, a la que no le mantenemos su higiene puede traernos problemas. Por ejemplo, las garrapatas que pueden llegar a ellos, si hace sus necesidades por la casa y lo pisamos, si no los cepillamos su pelo se acumulará. Todo puede afectarnos a nosotros y eso sería un problema para ambos, pues si el dueño está mal, menos podrá cuidar a la mascota.

Además, cuando los vemos a ellos tristes o bajos de ánimos nos preocupa porque en casa, son los que nos relajan al pedir cariños y saltan de la alegría cuando llegamos. Son parte de la familia desde el momento en el que llegan, como si fueran tal cual un hijo.

Baños cada dos o tres semanas y cortar sus uñas es básico. Debemos mantenerlos libres de suciedades. Incluir sus comidas en la lista de mercado obviamente y apuntar citas al veterinario cada año para chequeo. Al igual que nosotros, sólo para descartar posibles problemas.

Sumado a eso, hay enfermedades que nos sólo los afectan a ellos, sino que pueden pueden transmitirnos a nosotros. Las garrapatas sobre todo son un tema delicado. Mantenerlos libres de ellas debe ser la principal tarea. También suminístrale las vacunas necesarias, por su bien y el de la familia.

Los que tienen mascotas saben lo maravillosas que son y la responsabilidad que conllevan. Si todavía no tienes, debo decirte que lo pienses muy bien, recuerda que es una vida que dependerá de ti y espera sólo tu cariño de regreso.

Más que por una satisfacción propia o de tus hijos si son los que la piden, ten muy presente el compromiso que tomas. Te aseguro que nada te dará la felicidad que ellos transmiten, pero si decides adoptar y darle una segunda oportunidad, no lo abandones.

Obtén acceso a contenido exclusivo, noticias, promociones especiales y más sorpresas directamente a tu correo
Tu información nunca será compartida con terceros.
Accesorios Labana