Blog

Rashel Diaz / Blog  / El Detox que pide nuestro cuerpo ahora no es de alimentos

El Detox que pide nuestro cuerpo ahora no es de alimentos

Hoy les vengo a hablar de un detox poco convencional. Durante la semana, yo no suelto el teléfono en ningún momento. Sin embargo, los días libres intento dejarlo porque es necesario darle pausa a esa obsesión de la tecnología. Todos necesitamos un Screen Detox.

Todos estamos tan sumergidos en el mundo 2.0 que a veces se nos olvida lo que tenemos al frente. Por trabajo o por ocio, pasamos gran parte de nuestros días con los ojos en una pantalla y eso nos perjudica enormemente.

Comenzando con nuestra vista, columna y cuello. También la mente se llena de información que nos pone ansiosos, nerviosos y de mal humor. Además, aumenta el sedentarismo y disminuye nuestra capacidad de autocontrol y paciencia.

Por eso, es necesario aprender a minimizar el impacto que tienen las pantallas en nuestro cuerpo. Así como cuidamos nuestra alimentación, también debemos hacerlo de la tecnología.

Mis reglas

En mi casa, no se utiliza el teléfono cuando comemos. Mi hija tiene una hora en la noche en la que sabe que debe dejarlo y yo los fines de semana me concentro en mi familia, que es la razón por la que estoy más pendiente de él.

Nos encanta ver televisión. Somos mega fanáticos de muchos shows y series de Netflix ¡y Telemundo por supuesto! Sin embrago, también lo hacemos en el tiempo libre. Lo disfrutamos juntos, pero después sabemos que hay otras cosas divertidas para hacer.

Por ejemplo, la piscina, salir a ejercitar y comer juntos. Básicamente todo lo que implique hablar hahaha. Creo que eso es lo que nos quita la tecnología. El tiempo para comunicarnos, conectarnos entre nosotros.

No puedo negar que me encantan las redes sociales, además mi blog también me consume tiempo, pero no son mi centro de atención. Mi vida pasa por fuera de la pantalla de mi celular, laptop y tablet.

No es culpa de ella

Algo que leí y me llamó la atención es que la tecnología es neutra y que, dependiendo del uso que le demos, puede facilitarnos o complicarnos la vida. Como les digo siempre, en la salud todo es cosa de balance, cualquier exceso es malo.

Por eso, es importante entender que la decisión es nuestra. Nosotros dejamos que se produzca esa dependencia y nosotros debemos detenerla.

Cuando tenemos la costumbre compulsiva de revisar el celular innecesariamente, la opinión social nos afecta, baja nuestra autoestima, nos vuelve agresivos o egocéntrico y nos impide estar presentes al 100% en la vida, ahí sabemos que hay algo que cambiar.

Screen detox

Es momento de desconectar y apagar. Desactiva las redes, que es lo más adictivo, durante el fin de semana. Luego plantéate usarlas sólo por unas horas al día.

Para evitar el aburrimiento empieza a hacer algo que te active y así evitarás caer en la tentación de agarrar el teléfono sin necesidad. Haz manualidades, ejercicio, baila, canta, lo que sea que te divierta.

Ponlo lejos en la noche para poder dormir tranquila y, sobre todo, conéctate con tu gente. Haz esto cada tanto y verás todo lo que te estabas perdiendo antes. Te aseguro que te sentirás más libre. Cuéntame si te atreves a intentarlo y que te detiene a soltar el teléfono.