Blog

Rashel Diaz / Belleza  / Tus uñas también sufren, cuídalas sin tener que ir al salón

Tus uñas también sufren, cuídalas sin tener que ir al salón

Las manos también son nuestra carta de presentación. Así como estar bien vestidas, o peinadas, unas uñas arregladas marcan la diferencia. El problema es que a veces no les damos el cuidado que necesitan, porque entre pintarlas, despintarlas, se van deshidratando y pierden su fortaleza.

Debo admitir que a mí me encanta tener mis uñas pintadas siempre hahaha. No sólo porque trabajo en televisión, también porque generalmente tengo reuniones o algunas actividades que requieren que esté siempre arreglada. Pero algo sí es cierto, a veces debemos dejarlas respirar. Por eso, hoy quiero compartirte unos secretos que harán que puedas cuidarlas y mantenerlas fuertes siempre.

¡Aprende a alimentarlas!

Si somos lo que comemos, entonces, ¿qué dicen las uñas de nuestra alimentación? Su fortaleza o debilidad dependerá de qué le estemos dando a nuestro cuerpo. Cuando las tenemos quebradizas, astilladas o tal vez crecen más lentamente, hay una gran posibilidad de que nos falten algunas vitaminas.



Para mantenerlas radiantes, uno de los primeros pasos es comer alimentos que tengan entre sus principales aportes, vitamina A y B. Entre ellos, algunas frutas como la naranja y hortalizas como la zanahoria. También asegúrate de tomar muuucha agua, para que tengan un buen color y estén siempre brillantes.

La hidratación es la clave

Y no estoy hablando solamente de tomar muucha agua. Las uñas también necesitan un poco de hidratación. Puedes hacerlo con un baño de aceite de oliva o un poco de aceite de ricino para que tomen resistencia. También puedes cuidar tu cutícula usando un poco de crema hidratante, y masajeando suavemente.

Evita agredirlas

Un error que cometemos generalmente cuando arreglamos nuestras uñas en casa, es ser demasiado agresivas con el cortauñas o la lima. Si queremos cortar nuestras uñas porque ya no nos gusta tenerlas tan largas, podemos intentar hacerlo mientras estén un poco húmedas. Un buen momento para esto, es luego de salir del baño, cuando estarán un poco más suaves.

De igual manera, para limarlas sin deteriorarlas, podemos sumergir nuestras manos en agua tibia con un poco de jabón, y luego usar una lima de cartón que será mucho más suave.

Un consejo más

Siempre es bueno dejar respirar un poco nuestras uñas, yo lo hago de vez en cuando aunque sea un día, en el que no me las pinto. Recuerda usar quita esmaltes muy suave, que no vaya a debilitar tus uñas.

Otro secreto que tengo para ti, es cómo hacer que nuestra manicura dure más tiempo, ¡el sueño de nuestra vida! Hahaha. Aquí te lo cuento.

Ahora que ya sabes como cuidar tus uñas en casa, te recomiendo que comiences a hacerlo, así sea empezando los fines de semana

¿Te animas?

Accesorios Labana