Blog

Rashel Diaz / Blog  / Comer sano no tiene por qué ser aburrido

Comer sano no tiene por qué ser aburrido

No sé si les haya pasado alguna vez el hecho de aburrirnos con nuestra alimentación. Al principio tenemos motivación, probamos recetas nuevas, sin embargo, las ideas mueren pronto y ya no sabemos cómo comer nuestros platillos sanos, hahaha.

Es normal. Muchas veces caemos en el error de pensar que comer bien es más de lo mismo: sin sabor, sin colores y estamos muy equivocados. La cocina es maravillosa porque tenemos una gran variedad de opciones para agregar a la dieta.

De esta manera, no vamos a probar los mismos sabores.

Les cuento algo: hacer recetas sanas y al mismo tiempo riquísimas, es posible. Todos los platos fat, tienen su versión fit, solo con unos simples cambios en los ingredientes.

Tenemos que saber cómo hacerlo y el secreto, son las especias. Le darán un toque diferente a todo lo que comamos, sin alejarnos de nuestra dieta.



Las especias tienen muchas combinaciones y propiedades ideales para alimentarnos sanamente. Son desintoxicantes, antioxidantes y algunas hasta ayudan a quemar calorías… Otras suprimen el apetito como el picante, la pimienta y la cayena.

La canela, por ejemplo, baja la glucosa en la sangre y refuerza el sistema inmunológico.

Aquí te dejo una lista de especias que ayudan a variar nuestra alimentación:

  • Pimienta
  • Ajo
  • Albahaca
  • Curry
  • Mix de pimientas
  • Cebolla
  • Perejil
  • Cayena
  • Cúrcuma
  • Comino
  • Orégano
  • Canela
  • Jengibre
  • Pimentón dulce
  • Pimentón picante
  • Nuez moscada

Los condimentos también le dan un toque diferente a cualquier receta y ¿lo mejor? Son naturales. El limón, el vinagre de manzana y de arroz, aceite de oliva y la salsa de soya, no deberían faltar en la cocina.

Revisa tu cocina y ¡prepárate!

Te propongo revisar los alimentos que están en tu nevera, congelador y despensa. ¿Qué podrías encontrar? Es importante tener a nuestro alcance productos naturales y alejarnos un poco de los artificiales. Sé que es difícil, pero sí se puede.

Poco a poco podemos preparar nuestro organismo a comer saludable. Sí, al comienzo puede costarnos, pero a medida que vemos los cambios y nos sentimos mejor, nuestro ánimo y ganas también mejoran.

Teniendo variedad de sabores al momento de alimentarnos saludable, no tenemos por qué preocuparnos de nada, ¿cierto?

Accesorios Labana