Blog

Rashel Diaz / Blog  / ¡Cuando tu cuerpo te pida descanso, hazle caso!

¡Cuando tu cuerpo te pida descanso, hazle caso!

Esta semana estaré ausente en el show porque mi cuerpo me pasó factura y me enfermé… Obviamente la conferencia, el trabajo, que todo saliera bien me puso bajo mucha presión, trabajando más horas de las que dura el día hahaha. Pero así soy yo, no puedo parar, mi mente va a mil por hora y toda mi vida he sido hiperactiva.

No sé lo que es estar tranquila, sin nada que hacer, y no es que me exploten en el trabajo hahaha. Es algo de mi forma de ser, estoy en muchas cosas al mismo tiempo y no me molesta, no me quejo. Es algo normal para mí.

Creo que tener siempre la mente ocupada nos quita tiempo de ocio, aprovechamos el día. Es positivo para nosotros no perder el tiempo, pero como todo, necesitamos un equilibrio.

Forzar los límites

Uno de mis mayores problemas es no poder parar en ese sentido. Siento que puedo con todo, que no va a pasar nada. Pues nada más alejado de la realidad. ¿Te ha pasado eso alguna vez?

Creo que en nosotras, las mujeres, es normal ese instinto de «debo continuar, tengo que terminar esto, si no lo hago hoy después no podré». Sobre todo cuando somos madres, más allá de si trabajamos o nos ocupamos de la casa -que tampoco es fácil, es otro trabajo-, solemos estar acostumbradas a correr hasta último momento, dormir con un ojo abierto y hacer que los días duren 30 horas hahaha.



Sin embargo, el cuerpo nos da señales de que necesita una pausa de ese estrés, esa presión, ese corre corre y esta vez sufrí de la garganta. Nada demasiado grave, algo común que le puede pasar a cualquiera. Sin embargo, decirles que no sé porque pasa esto es mentirles, ya les di la respuesta, soy hiperactiva hahahaha.

Cuando el cuerpo lo pide…

Tenemos que escucharlo, punto y final. Todos sabemos cuál es el límite en el que no damos para más, pero si eres como yo, es posible que quieras seguir de largo si no te dicen -o te dices- «basta, espera». Debo recordar la importancia de preocuparnos primero por nosotras mismas, para continuar con todo lo demás.

Es sumamente necesario respetar nuestro momento de descansar. ¡Es algo tan básico que parece tonto recordarlo! Para lograr hacer el millón de cosas que queremos con la misma fuerza todos los días, necesitamos recargar baterías correctamente.

Sí hay una diferencia grande entre dormir tres horas a dormir las siete u ocho correctamente. Recuerda que esas horas no las recuperas el fin de semana. Permítete desconectarte en la casa.



Y sobre todo, cuida tu alimentación, no te saltes comidas. Con total honestidad, ese es uno de los mayores problemas que enfrento. Seguramente pareciera que al trabajar en televisión tienes un banquete por donde caminas, pero la realidad es todo lo contrario hahaha.

Por ejemplo, hay días que no me da tiempo de desayunar en la mañana, sigo grabando hasta después de mediodía en el canal y no es sino hasta el final de la tarde cuando puedo por fin probar un plato de comida.

Dale un descanso

No saben lo que se agota el cuerpo cuando lo tratamos así. Nuestra mente se desequilibra, nos ponemos de mal humor, fácilmente irritables y peor aún, nuestras defensas bajan y es cuando por cualquier cosa nos enfermamos.

Las señales que nos da nuestro cuerpo las tenemos que escuchar sí porque sí. ¡No hay otra opción! Tómate un tiempo para descansar la mente, para bajar las revoluciones. De repente tienes mil cosas que resolver, pero te aseguro que enfermándote no lograrás resolver nada.



Con dos días de cama mi problema se alivió y pude volver al programa sin problema. Seguramente pasaré un tiempo portándome bien, pero en algún momento volveré a correr hahaha.

Por esto, mi recomendación es que no hagas nada de lo que yo hago, sino todo lo contrario hahahaha.

Obtén acceso a contenido exclusivo, noticias, promociones especiales y más sorpresas directamente a tu correo
Tu información nunca será compartida con terceros.
Accesorios Labana