Blog

Rashel Diaz / Blog  / Nunca te sientas culpable por querer emprender

Nunca te sientas culpable por querer emprender

Ser madre y emprendedora no es una tarea fácil. Por muy raro que parezca, podemos sentirnos culpables por ser las dos cosas.

Sí, cuando nos desenvolvemos en estos aspectos, hay dos caras que resaltar. Por una parte, socialmente tenemos una buena imagen por iniciar un negocio, pero por la otra, es que al tomar las riendas, tal vez no podamos estar en casa tanto como queremos.




Justo en ese momento, podemos empezar a sentirnos incómodas…

Una situación normal

Hay que aceptarlo. El tiempo en casa cada vez se vuelve más corto y las responsabilidades en el trabajo aumentan muchísimo.

Generalmente, los remordimientos aparecen cuando no hacemos nuestra rutina de ejercicios o nos escapamos de la dieta, hahaha. Por eso, chicas, sentir culpabilidad es normal.

Te interesa: Es posible tomar decisiones sin entrar en crisis

Pero eso no es excusa, ok? Nuestros emprendimientos deben tener un lugar importante en nuestro día a día. Para eso, necesitamos organizarnos muy, pero muuuy bien. Porque, ¡claro que se puede!

Todo empieza con una idea…

Cuando tenemos algo metido en la cabeza, no paramos hasta que lo logramos, ¿cierto? Bueno, no olvides que los emprendedores más exitosos iniciaron su camino con una idea, aunque pareciera simple.

La motivación es importante. Luego, tenemos que transformar esa idea en un negocio. Una vez tengamos nuestros objetivos bien claros, hay que dividir el tiempo, es tarea importante.

¡Y cuidado! Que nadie desestime tu estatus de emprendedora por ser madre. Las mujeres somos multifacéticas y eso nadie no los puede quitar, hahaha.

Organizándonos bien podremos cumplir con toooodas nuestras facetas. Y eso es lo importante. Aunque el día se nos vaya en un abrir y cerrar de ojos y siempre sintamos que necesitamos más horas, podemos cumplir con las tareas.

¡Podemos con todo!

Nunca está de más darnos nuestras propias dosis de perdón y pedirle al Señor que siempre nos lleve por el camino del bien. Cuando dejamos las cosas en sus manos, tenemos el éxito asegurado en cualquier aspecto de nuestra vida.

Nuestra familia se sentirá muy orgullosa de nosotras por cumplir los sueños y por ser mamás. Eso siempre será lo más gratificante.

Lee también: Women power! Sí podemos ser exitosas en cualquier ámbito

Cuéntame tu experiencia como madre emprendedora para inspirar a las demás.

Accesorios Labana