Blog

Rashel Diaz / Blog  / Mejora la relación madre e hija con estos consejos

Mejora la relación madre e hija con estos consejos

La relación entre madres e hijas es un lazo que se nutre de la complicidad y la fortaleza. Estos vínculos pueden ser muy intensos y desde que nos convertimos en madres, se van forjando cada día.

Siempre les hablo de mi relación con mi hija Daniela. Criar mujeres fuertes e independientes no es tarea fácil, pero sí lo podemos lograr.

A diario, me preocupo de que tenga lo mejor, que sepa ganarse las cosas y que crezca sabiendo lo que es el respeto, la honestidad y la voluntad.




La familia es una de las cosas más importantes de la vida, por eso, fomentar la relación entre los miembros, debe ser algo del día a día. En este caso, el vínculo entre madre e hija puede crecer con las actividades que se realicen en conjunto.

Diversión compartida

Por ejemplo, a mí me encaaaaaanta salir de compras con Daniela. Y les contaré algo: cualquier cosa es una excusa para escaparme con ella, hahaha.

Cuando tiene un cumpleaños de  algún amigo, es un buen momento para hacer shopping juntas. Nos reímos y conversamos mientras pasamos tiempo de calidad.

Ir al salón de belleza para hacernos algún retoque o cambio de look, también es una alternativa ideal para pasar tiempo. Podemos ser dos amigas, sin dejar de ser madre e hija.

De verdad, es fundamental que cualquier mamá pase tiempo con su hija. A pesar del trabajo, tenemos que hacer un espacio y estar con nuestras niñas. Así que, organizar actividades que les guste a ambas, siempre será la mejor opción.

Te interesa: La importancia de decirle a los demás «te quiero»

Trabajar en la relación

Como en cualquier relación, a veces puede haber momentos tensos o no tan bonitos como quisiéramos. Pero esas cosas son normales. Tenemos que saber superarlas y fortalecer el vínculo.

La asertividad es uno de los valores que más nos ayudan en estas situaciones. Hay que tener en cuenta que cada una es diferente.

Tenemos que ponernos en su lugar y entenderla. También hay que respetar su necesidad de espacio.

Es importante saber respetar determinados requerimientos de nuestras hijas.

Sin ir más lejos, y por mucho que nos duela, a veces debemos entender que no siempre quieren estar con nosotros hahaha, no por algo malo, sino porque disfrutan sus momentos con jóvenes de su edad. Fuimos niñas y podemos entender esas cosas, ¿cierto?

¡Escúchala, entiéndela, compartan y sobre todo, que prevalezca el respeto!

Accesorios Labana