Blog

Rashel Diaz / Blog  / Aleja las malas energías y cumple tus metas

Aleja las malas energías y cumple tus metas

Soy de las personas que cree que las energías que le pongamos a casa cosa que hagamos en la vida, son fundamentales para que todo salga bien o mal. Solo dependerá de nosotros, por ello, es importante no dejarnos agobiar por lo negativo.

Cuando percibimos de alguien una mala actitud constantemente, siento que eso nos puede perjudicar en algún punto. Esas vibras “oscuras” interfieren en nuestras emociones, en los aspectos físicos, espirituales y originan ansiedad, estrés y hasta insomnio.

Muchas personas incluso llegan a sufrir depresión, lo que es muy grave. Pienso que debemos tomarnos en serio el hecho de alejarnos lo más posible de las energías negativas, por nuestro propio bien.

¿Cómo podemos esquivar esas vibras malas? Te doy algunas recomendaciones.

Buscar paz

Si me siguen en mis redes sociales y han leído mis posts en este blog, sabrán que siempre pongo en manos de Dios todo lo que hago. Oro mucho, al levantarme agradezco cada oportunidad de estar viva, de estar con los míos. Así que rezar y conversar con el Señor, es una buena alternativa para encontrar la paz.

Un buen consejo es que cuando sientas que el miedo, las inseguridades y el pesimismo te invaden, no decaigas… son generadas por las malas energías. Aleja esos pensamientos y afronta con determinación los objetivos que te has planteado.

Te interesa: Dios no nos abandona, siempre está con nosotros

¡Siempre, siempre ten actitud positiva!, sé que a veces no tenemos ganas de continuar, pero debe prevalecer el buen ánimo. Es una forma ideal de apartar todos los malos pensamientos y contribuirá a tu buena salud mental y emocional.

Buenas energías en casa

Amigas, que en tu hogar también reine el amor, la tranquilidad y el diálogo. Cuando en la casa hay tantas peleas y malas actitudes, las malas energías hacen su aparición.

Comienza por deshacerte de todo lo innecesario que tienes y que crees que puedes “arreglar”. Da la bienvenida a lo nuevo, a la luz, a la prosperidad. Trata de mantener el orden, la limpieza, coloca plantas en los rincones y mesas, abre ventanas y puertas de vez en cuando.

Cuando sientas que no puedes más, rodéate de amigos y familiares cercanos, te aseguro que te darán un respiro y las fuerzas para no detenerte por nada.

Lee también: Después de Dios, amar al prójimo es lo más importante

Chicas, las malas vibras existen, encomiéndense a Dios y manténganse firmes en sus propósitos… ¡sí se puede!

Accesorios Labana