Blog

Rashel Diaz / Blog  / Tengo la familia más divertida del mundo

Tengo la familia más divertida del mundo

Ahhh, la familia. Cada una tiene sus particularidades, personalidades distintas, diferencias y más, pero familia es familia, ¿cierto? A la mía la amo con todo mi corazón, siempre hemos sido muy unidos y trato de que se mantenga así con mis hijos.

A través de mis redes sociales, ustedes me conocen, saben cómo soy con mis seres queridos y todas las locuras que a veces hacemos hahaha, porque me fascina divertirme. Es el mejor modo de sobrellevar los malos ratos, ¿no?



Tengo muchas anécdotas con mis hermanos, ¡nos ha pasado de todo! Pero sin duda que uno de mis cuentos preferidos tiene que ver con una de mis hermanas, que aunque no lo crean, se llama igual que yo. Para diferenciarnos, a ella le dicen Rashelita.

Te interesa: Cuando nuestros hijos comienzan a salir

¿Preparados para que se rían un poco con esta historia? Allá voy.

Una confusión total

Cuando mi hermana Rashelita estaba en Cuba, siempre me llamaba por teléfono a Estados Unidos, donde vivo desde que tengo 21 años de edad. Entonces, para ese entonces, una operadora recibía la llamada y al contactarme, me preguntaba si aceptaba la comunicación con cobro destino.

La cosa iba así: «¿Acepta recibir una llamada cobro destino de Rashel Díaz»? Y yo contestaba que sí, que Rashel Díaz (o sea, yo) aceptaba, y la operadora toda confundida me decía «no señora, que si quiere recibir la llamada de Rashel Díaz», y yo insistía con mi respuesta, y el enredo continuaba hahaha.

Lee también: Claves para ser una mamá feliz

Nosotros somos cuatro hermanos que nos adoramos y siempre estamos pendientes unos de otros. Cada uno tiene aspectos de sus personalidades que nos caracterizan. Por ejemplo, Rashelita es muy despistada y David, es lento hahaha.

Amor y respeto en la familia

Cuando pertenecemos a familias grandes, es importantísimo llevarse bien. Obviamente, siempre habrá desencuentros, somos humanos. Por eso, el respeto, el amor y la confianza ayudan a reforzar las relaciones afectivas.

Cada día trabajo para que mis hijos reciban esa misma educación que tuve yo. Como les he contado en un post anterior, las familias perfectas no existen, sino que cada una tiene su propio modo de conectarse.

Nunca pierdan la oportunidad de compartir con sus hermanos, si están lejos, comuníquense con ellos por videollamadas, correos, chats grupales. Nunca pierdan el contacto, la familia a veces nos ayuda a enfrentar este mundo que está tan loco.

¿Cómo son sus familias? ¡Cuénteme cuáles son sus particularidades!

Obtén acceso a contenido exclusivo, noticias, promociones especiales y más sorpresas directamente a tu correo
Tu información nunca será compartida con terceros.
Accesorios Labana