Blog

Rashel Diaz / Blog  / ¿Cómo organizo mi día?

¿Cómo organizo mi día?

Este tema me apasiona, pues no hay nada más placentero que, a pesar de nuestras múltiples obligaciones, llevar una vida ordenada.

Sin embargo, ¡les juro que no es fácil! Y justamente para eso estoy aquí, para brindarles algunos consejos que sé que serán muy útiles para ustedes con el fin de que puedan regirse bajo una «cotidianidad organizada».

Todos, sin excepción, hemos experimentado esa sensación de desorganización en nuestra casa, en nuestro trabajo, en nuestra vida; y eso trae como consecuencia, amigos míos, que también se nos desordene la mente…

¡Fatal!

Pero eso ocurre cuando nos dejamos llevar por el tradicional «no me da tiempo», o «después arreglo eso», también el «voy mañana porque hoy no puedo», entre otras miles de excusas que, al final, sólo logran amargarnos la existencia.

Ahora bien, saber llevar nuestro día a día de una forma ordenada, nos genera muchas cosas positivas y contribuye para que tengamos tranquilidad mental. De paso, los niveles de estés disminuyen como no tienen idea.

¿Cómo hacerlo?

Organizar una agenda diaria puede que les lleve un poco de tiempo, pero a la larga, van a agradecer haberlo hecho.

Les aseguro que es una buena forma de llevar el control de lo que debes hacer y de lo que ya has hecho.

1 . Ten siempre a la mano un calendario tipo agenda

También puedes usar un cuadernito. Es indistinto. O bien, tu tabla o teléfono móvil. Pero asegúrate de tener espacio suficiente para escribir todas las tareas que debes llevar a cabo ese día.

2. Organiza tus actividades

Puedes escribir una lista de las tareas que tienes que realizar, e incluso, ordenarlas según la prioridad, pero siempre tratando no dejar alguna «para mañana», porque luego viene el colapso y el desorden.

3. Programa un tiempo para cada tarea

Si ir al banco te toma una hora, por ejemplo, entonces apúntalo en la agenda. Si ir al mercado te toma tres, también márcalo. Cada tarea con su tiempo determinado.

4. Guarda un espacio

Es recomendable no coparse de tantas cosas.

Deja un breve espacio libre tanto para darte un respiro (un café, la siesta, etc.), como para ejecutar alguna actividad imprevista o simplemente adelantar cosas en la casa, que es super importante.

5. Tacha lo que ya se realizó

Marca con resaltador las actividades que ya hayas completado o táchalas. ¡Da lo mismo! Lo importante es ir eliminando las líneas de la lista a las que ya se les dio cumplimiento.

6. Revisa la agenda con regularidad

Esto te permitirá recordar lo que falta por hacer y añadir alguna eventualidad que haya surgido en el día.

Y de corazón, los invito a que comiencen a poner en práctica el uso de sus agenditas. Y verán como los procesos diarios serán más llevaderos. Sin estrés y de una manera más organizada.

Eso sólo conllevará a cosas buenas y resultados mejores.