Muchas veces, cuando tomamos agua al entrenar, caemos en algunos errores comunes que, esperamos a través de este posts, puedas comenzar a corregir a partir de ahora.

Claro, esto lo digo suponiendo que bebes agua mientras entrenas, porque aunque no lo creas, hay muchas personas que no lo hacen.

Ahora bien…

Generalmente las personas toman un poco de agua al momento de ejercitarse sólo porque el cuerpo se los pide, pero ¿lo están haciendo de la forma correcta? Mejor dicho, y me incluyo… ¿Lo estamos haciendo de la forma correcta?

Los expertos aseguran que la forma en la que bebemos agua mientras hacemos ejercicios, influye de manera directa en la efectividad de nuestro entrenamiento.

¡Y es la pura verdad! Porque a muchos nos ha ocurrido que terminamos una rutina con flato (dolor abdominal) luego de haber tomado agua demasiado rápido en los entretiempos.

Por lo tanto, debes saber que, si no lo hacemos correctamente o bien, no tomamos la cantidad adecuada, nuestro workout puede no surtir los resultados esperados.

Incluso, la deshidratación es la principal causante de calambres, mayor riesgo de lesiones, agotamiento intenso, mareos, bajo rendimiento muscular y falta de coordinación. Y beber agua muy de prisa o en cantidades excesivas puede ocasionar náuseas y el flato del que hablábamos anteriormente.

Ahora les responderé algunas preguntas que quizás todos tienen en mente y les generan dudas; aparte, daré un par de tips para que comiencen a ponerlos en práctica a partir del próximo entrenamiento.

Importancia de beber agua antes de entrenar

La correcta hidratación de tu organismo mientras entrenas, también depende de lo que hagas (y bebas) antes de entrenar.

Lo recomendable es iniciar el entrenamiento bien hidratados y beber pequeñas cantidades en los descansos.

¿Es mejor beber más veces en menor cantidad?

Los expertos recomiendan beber pequeños sorbos de agua más veces, ya que beber grandes cantidades probablemente resultará incómodo.

¿Cuál es la cantidad de agua a beber durante un entrenamiento de unos 45-60 minutos?

La cantidad de agua ideal suele estar entre los 250 y 500 ml. Como norma general, necesitarás beber más agua cuando el entrenamiento sea más cardiovascular y cuando la temperatura y la humedad del ambiente sean mayores (ya que habrá mayor riesgo de deshidratación).

Con respecto a la frecuencia, lo mejor es hacerlo cada 15 minutos.

Dato: Bebe agua antes de tener sed

La sed es un perfecto indicador de deshidratación, por ende, lo aconsejable es adelantarse un poco a la sensación de sed.

Así que, mi gente, si en esta cuarentena se encuentran entrenando desde casa, pueden comenzar a llevar a cabo estos consejos de hidratación y luego contarme cómo les va. También son aplicables en gimnasios o en cualquier otro sitio donde entrenes fuera de casa.

Da igual. Lo importante es hidratarse de forma adecuada para evitar dolencias y malestares.

Change language
Obtén acceso a contenido exclusivo, noticias, promociones especiales y más sorpresas directamente a tu correo
Tu información nunca será compartida con terceros.
Accesorios Labana