¡Hola, amigas!

Hay una pregunta que constantemente me están haciendo las seguidoras y no me gustaría que piensen que, por lo que significa, no lo he contestado. Al contrario, ya ustedes saben que yo soy súper abierta. O al menos eso trato.

Aunque bueno… Hay cositas que obviamente uno tiene que guardar para uno.

Se trata de las cirugías plásticas, mis amores. Y es que no saben la cantidad de cosas que me escriben…

Que si yo me he hecho los dientes (No, no me he hecho los dientes).

Que si yo me hice algo en la cara (Tampoco me he hecho nada en la cara; todavía no).

Sin embargo, siempre he dicho que en el momento en que me lo tenga que hace, que yo me sienta a lo mejor incómoda en cuanto a cómo luzco, por supuesto que lo voy a hacer.

Siempre lo he comentado una y otra vez, que la única parte en la que quizás yo quisiera hacerme algo, sería en el cuello por las líneas que yo tengo y que todos ustedes han visto. Lo he dicho en repetidas ocasiones, es hereditario. A todas las mujeres de mi familia les pasa exactamente lo mismo. En fin…

Es algo con lo que vivo, estoy tranquila, y en el momento adecuado, pues me haré una cirugía.

Lo que pasa es que cada vez que he pedido recomendaciones, los médicos (en los que yo confío) me dicen que aún soy muy joven (recuerden que apenas tengo 47 años), y que debo esperar.

Incluso, lo más probable es que cuando me haga el cuello, también me haga un refrescamiento en la cara. Pero, como les dije, no estoy lista para eso. Voy a esperar tener al menos 55 años.

Mientras tanto, mi querido doctor Daniel Campos lo que hace es inyectarme botox en las líneas del cuello, y eso de verdad las alivia bastante.

Eso por un lado, mis niñas.

Ahora bien…

¿Cuerpo?

No me he hecho nada en el cuerpo.

¿Senos?

Sí. Y de eso quería hablarles, porque muchas chicas me piden recomendaciones, me preguntan que si estoy de acuerdo, que si no, que si me los hice, que qué tamaño uso, etc.

Les voy a adelantar sólo un poquito porque realmente me gustaría que vieran el video que les voy a compartir al finalizar el post para que escuchen la historia completa y con detalles.

Me hice los senos después de tener a mi hija Daniela, es decir, hace 16 años. De hecho, a mis dos hijos les di pecho. Y yo siempre me caractericé por tenerlos muy grandes.

Entonces, después de amamantar a Juan Daniel (mi primer hijo), ¿para qué les cuento a dónde me llegaban los senos? ¡Jajajajaja!

Y debo confesar que era algo que me incomodaba mucho.

Luego, cuando tuve a Daniela, decidí que ya quería operarme, y procedí a hacerme una reducción…

Pero ya… ¡No seguiré dando detalles! ¡Jajajajaja! ¡Qué mala soy!

Mejor vean el video, y espero que todas sus dudas queden aclaradas, amigas. ¡Bendiciones a todas!

Change language
Obtén acceso a contenido exclusivo, noticias, promociones especiales y más sorpresas directamente a tu correo
Tu información nunca será compartida con terceros.
Accesorios Labana