¡Hola, mi gente! ¿Cómo están?

Hoy quiero hablarles acerca de un tema que si bien siempre ha sido un hábito peligroso en nuestras vidas, ahora se ha convertido en el pan diario. Me refiero a los pensamientos negativos, y ahí es donde radica la peligrosidad, en el hecho de dejar que se adueñen de nosotros…

Por lo tanto, debemos aprender a hacerles frente y procurar darle cabida en nuestra mente a todo aquello que sea positivo y nos haga sentir plenos.

¡Y ojo! No con esto quiero decir que estamos hechos de acero y exentos en todo momento de pensar en forma negativa; de hecho, hay situaciones que nos conducen a hacerlo y que prácticamente nos obligan a darles un lugar fijo en nuestra mente.

Pero aquí es donde debemos probarnos a nosotros mismos; medir nuestra fuerza y nuestras ganas de seguir hacia adelante y no dejarnos doblegar por esos fantasmas mentales, porque incluso, es hasta contraproducente hacer un esfuerzo muy grande y pelear contigo mismo para darles salida de tu cabeza, porque es cuando más se atascan en ella.

Entonces, ¿qué puedo recomendarte?

Modifica tu lenguaje corporal

¿Estás encorvado, con una postura cerrada o frunces el ceño? De ser así, eres más propenso a pensar en forma negativa.

Un lenguaje corporal inadecuado es capaz de bajar tu autoestima y generarte falta de confianza, por lo que en ese estado emocional, es natural comenzar a tener malos pensamientos.

Abre tu postura y sonríe más.

Conversa sobre el tema

El pensamiento negativo aparece, muchas veces, porque existen problemas y emociones que necesitan ser comunicadas.

Recuerda que no es recomendable guardarse las cosas.

Si hay algo que necesita ser hablado, háblalo.

Intenta vaciar tu mente durante un minuto

Cuando tu mente va a mil por hora, quizás resulte difícil mantener la calma. Por esa razón, es más complicado controlar los pensamientos, sobre todo los negativos.

Un minuto de calma (al menos diariamente) es suficiente, pues cuando la mente está vacía, se puede llenar con cosas positivas.

Trata de cambiar el foco de tus pensamientos

El pensamiento negativo a veces es el resultado de una mala perspectiva.

Evalúa el punto de vista que tomas ante las cosas que suceden a tu alrededor. ¡Te ayudará mucho!

Pon en marcha tu creatividad

Cuando los pensamientos negativos se hacen presente, es de mucha utilidad encontrar una salida creativa para desecharlos.

Escribe. Dibuja. Pinta.

Da un paseíto

En ocasiones, nuestros pensamientos son producto del entorno. Por ejemplo, si estás rodeado de personas negativas, lo más probable es que comiences a pensar también en forma negativa.

Puede ayudarte de manera considerable alejarte un rato de ese ambiente. ¡Despeja tu mente!

Enumera todo lo que vale la pena en tu vida

Gracias a la rutina diaria, perdemos con frecuencia el enfoque sobre las cosas buenas que están presentes en nuestras vidas.

Debemos saber entrenar nuestra mente para que recupere la concentración en todo aquello que es bueno que ocurre a nuestro alrededor.

Dicho esto, mi gente linda, espero puedan poner en práctica estos consejos que les ofrecí para tratar de combatir los pensamientos negativos que rodean nuestra mente y que, muchas veces, se apoderan de nuestro ser quitándonos paz.

¡Fe y bendiciones!

Change language
Obtén acceso a contenido exclusivo, noticias, promociones especiales y más sorpresas directamente a tu correo
Tu información nunca será compartida con terceros.
Accesorios Labana