¿Qué hubiese pasado si mi querida Marta no hubiese insistido en que hiciera esa Facebook Request a su hijo…? Un bombero muy lindo que al verlo, me enamoró.

Quienes siguen mis videos, entenderán este post… ¡Jajajajaja!

Pero para quienes no, les cuento:

Nuestra historia de amor empezó en una peluquería; donde trabajaba mi querida suegra.

Un día fui a arreglarme, y todo iba normal…

Y como las chicas que me atienden allí y que adoro sabían que yo estaba soltera, en una de “cupido” me dijeron: “¿Tú conoces al hijo de Marta?”

Y seguidamente me mostraron esta foto que les mostraré.

Se imaginarán mi cara, ¡jajajajaja!

Marta, pero… ¡qué bombón de hijo te gastas!

Luego pregunté su edad, y al saber que era menor que yo (9 años), dije: “¡Ay! Ni lo piensen, chicas”.

Pero resulta que Martica fue tan insistente diciéndome que le enviara la invitación por Facebook, que terminé haciéndole caso.

Luego él me escribió, empezamos a hablar, y bueno… el resto de la historia ya todos (o casi todos) la saben. ¡Jajajajaja!

Y los que no la sabían, espero que les haya gustado.

¡Bendiciones, mi gente!

Obtén acceso a contenido exclusivo, noticias, promociones especiales y más sorpresas directamente a tu correo
Tu información nunca será compartida con terceros.
Accesorios Labana