¡Hola, mis niñas!

Estaban esperando que hablara de esto, ¿verdad? ¡Jajajaja!

Las entiendo, porque una de las razones principales por las que se está llevando mucho la técnica de las cejas laminadas es porque las hacen lucir lo más natural posible.

Pero les voy a explicar mejor de qué se trata o en qué consiste…

Las cejas laminadas (o también conocida como el laminado de cejas) es una técnica que funciona como un tratamiento de queratina pero para las cejas, valga la redundancia.

Para ser más específica, esta permite que los vellos apunten todos hacia la misma dirección, logrando un fabuloso resultado en el que nuestras cejas lucen ordenadas, gruesas y naturales, como si las acabáramos de peinar o fijar.

Quienes más la están llevando, son las mujeres que tienen la suerte de tener cejas abundantes pero un tanto indisciplinadas; también aquellas chicas a las que se les pasó la manito con la pinza de cejas y ahora lucen la moda de finales de los 90.

Sin embargo, y aunque parezca increíble, son las modelos (poco o muy reconocidas) las que han hecho de las cejas laminadas parte de su estilo de vida y de su rutina de belleza.

Y es comprensible. No hay dolor, no hay molestias, y la apariencia final es maravillosa.

Ellas dijeron «adiós» al lápiz, a la pinza, al hijo, a la cera, y otra serie de prácticas un tanto dolorosas, pero igual de efectivas. Bien dicen por ahí que para ser bellas, hay que ver estrellas. ¡Jajajaja!

Las invito a que prueben esta técnica y luego me cuenten cómo les fue. Recuerden que me gusta apostar mucho por lo natural. Y esta es una de las mejores alternativas para lograr ese toque.

¡Besitos a todas!

Obtén acceso a contenido exclusivo, noticias, promociones especiales y más sorpresas directamente a tu correo
Tu información nunca será compartida con terceros.
Accesorios Labana