¡Hola, mis niñas lindas!

¿Cómo están?

Hoy me atreveré a hablar de un tema que es bastante complicado, pero muy común… Y lo haré porque una de mis seguidoras me escribió y quiero responder a su pregunta.

«Rashel, ¿cómo puedo identificar si estoy en una relación tóxica? Ahora mismo estoy confundida y no sé si salir de ella. No sé si es tóxica o no. Tampoco sé si podemos tener salvación…»

Realmente sentí desesperación en ella. Pero aclaro, yo no soy experta ni tampoco psicóloga, sin embargo, siempre que opino, es basada en lo que yo he vivido.

Recuerden que en algún momento de mi vida, yo tuve una relación tóxica que duró tres años y que no supe identificar a tiempo.

¡Gracias a Dios no pasó a mayores! Y no ocurrió nada malo.

Sin embargo, tiempo después, cuando tuve la oportunidad de entrevistar a personas expertas gracias a mi profesión, dije: «Wow!», pues ellos describían lo que significaba estar en una relación tóxica, y comparándolo con mi caso, fue cuando caí en cuenta de que sí, efectivamente experimenté ese tipo de relación.

Entonces para ti, amiga (la persona que me escribió), o para cualquier persona que me esté leyendo, quizás ni siquiera sabes que estás en una relación tóxica.

Por tanto, algunas señales que te pueden prender ese bombillito rojo de «aviso» o indicarte algún tipo de alerta, son:

Siempre están discutiendo

Eso es súper común porque realmente esa persona no se encuentra bien emocionalmente. Y siempre va a tratar de controlarte, controlar tus amistades, los sitios a donde sales, tu teléfono, lo que dices, cómo actúas, absolutamente todo.

Y ¡ojo! No lo hace a propósito. Sólo que quizás esa persona no sabe que está sentimentalmente descontrolado; a lo mejor por vivencias que ha tenido, o por otra razón.

Pero eso sí puedes identificarlo… Siempre pelean, son más los momentos desagradables y que están en conflicto, que los buenos, felices y de satisfacción.

No te deja ser tú

Una de las cosas que más amo de mi esposo, es que puedo ser yo, en cada instante y en cada área.

Claro, no significa que él nunca me vaya a decir: «¡Oye, Rashel! Cometiste tal error», etc. Porque para eso estamos, para apoyarnos.

Si tú sientes que tienes que cohibirte de ser tú, de expresarte tal y como eres, de luchar por tus sueños, de hablar cuando deseas, ¡eso no está bien!

Ni deben hacértelo a ti, ni tú debes hacérselo a la otra persona.

Te aísla

Esa persona comienza a hacerte sentir que tú dependes de él (en el caso de que seas mujer), para todo.

«Es mejor que yo vaya contigo a hacer algo del trabajo». «Es mejor que yo vaya contigo al doctor». «Es mejor que yo vaya contigo a la reunión». O «no vayas a la reunión».

Te empieza a aislar de todo el mundo: amigos, compañeros de trabajo y familiares.

Entonces pregúntate: ¿Vale la pena estar en una relación así?

La verdad es que yo, Rashel Díaz, no puedo decirte: «No… ¡déjalo!», porque es una decisión muy personal. Pero si todas estas señales que te estoy dando, se están poniendo de manifiesto ahora mismo en tu relación, tómalo en consideración, conversa con tu pareja, y déjale saber cómo te sientes.

Recuerda que la comunicación es esencial en una relación sentimental.

Y tú, amiga, la que me escribiste, esto es para ti especialmente. Si estas son las señales que estás viendo en tu entorno, sólo abre bien los ojos.

Muchas veces nuestro sexto sentido nos hace ver que algo no anda bien, pero no nos atrevemos a tomar decisiones o a actuar.

¡Los quiero mucho!

¡Que tengan un lindo día!

Change language
Obtén acceso a contenido exclusivo, noticias, promociones especiales y más sorpresas directamente a tu correo
Tu información nunca será compartida con terceros.
Accesorios Labana