¡Familia!

Hoy les voy a contar cómo fue todo el proceso cuando me hicieron las pestañas. Y tomé la decisión por dos razones: quería terminar el año con ese look bonito, y también para coquetearle a mi esposo porque estamos de aniversario. ¡Jajajaja!

Creo que nunca les había mostrado cómo me hacen las pestañas, ¿cierto?

Lo primero que hacen es colocarme una batita. Luego, hasta café me dan. ¡Jajajaja!

Le dije a Jenny (la chica encargada de hacer estos espectaculares cambios) que no quería las pestañas tan largas, pero tampoco tan cortitas. Es decir, que se note el cambio, pero no tan exagerado.

El tiempo aproximado de duración del procedimiento siempre dependerá del estilo que nos vayamos a colocar. Y una vez puestas, pueden llegar a durarnos hasta un mes.

Ahora, si queremos tenerlas por mucho más tiempo, incluso hasta seis meses, con hacernos un mantenimiento mensual, basta.

Claro, yo soy un poquito más insoportable, y cada tres semanas es que vuelvo. ¡Jajajaja!

Bien…

En este caso, a mí me dieron más volumen que largo. Y quiero que vean el antes (Before):

El durante:

Y el después (After):

Miren lo natural que se ven las pestañas. ¡Las amo! Y se ven súper lindas.

Antes de empezar, obviamente te preguntan cómo las quieres. Yo no las quería muy largas, sino hacer un cambio paulatinamente. Y Jenny dice que, a medida que me las vaya haciendo, más largas las voy a querer.

¿Será eso cierto? ¡Jajajaja!

Y antes de despedirme, aquí les dejo un par de tips, mis niñas.

Cuidado especial

Mantenerlas no es gran cosa. Pero sí debemos respetar los consejos y recomendaciones que nos indiquen en el centro de belleza:

1. No mojarlas durante las próximas 24 horas.

2. No utilizar sustancias oleosas alrededor de los ojos.

Corran a probar, y luego me cuentan…

¡Besitos a todas!

Change language
Obtén acceso a contenido exclusivo, noticias, promociones especiales y más sorpresas directamente a tu correo
Tu información nunca será compartida con terceros.
Accesorios Labana