¡Hola, hola, amigos! ¿Cómo están hoy?

Ya les había hablado acerca de los momentos que más llenaron de satisfacción en este 2020, ¿cierto? Pues, ahora quiero compartir con ustedes una serie de enseñanzas que me dejó este año… ¡En muchos aspectos de la vida!

Y estoy segura de que yo no fui la única a quien este año le hizo ver muchas cosas de otra manera. A casi todos nos pasó.

Incluso, hasta me gustaría que compartieran conmigo qué fue lo que aprendieron de este tiempo en el que la vida, definitivamente, nos puso a prueba.

Mientras tanto, les comento todo lo que este año me enseñó…

1 . Buscar de Dios debe ser nuestra meta diaria. Él es nuestro refugio, nuestro guía y nuestro Salvador. ¡A Él le debemos todo!

2 . Enfocarnos en lo que tenemos, y no en lo que nos falta, ya que, por lo general, acostumbramos a quejarnos por aquello que no hemos podido conseguir u obtener, en lugar de empelar ese valioso tiempo en agradecer lo que Dios y la vida nos han dado.

3 . Mostrar afecto y cariño a nuestra familia a cada minuto, pues no sabemos en qué momento nos pueden faltar. Valoremos y agradezcamos la salud y la vida. No sólo la nuestra; también la de nuestros familiares y demás personas de nuestro entorno.

4 . Aprender a vivir cada uno de nuestros días como si fuera el último.

5 . Poder caminar hacia adelante aunque el temor te acompañe. De hecho, no sólo poder… ¡Debemos hacerlo! Esa es la única forma de medirnos nosotros mismos y de medir nuestro valor.

6 . Tener presente que no todos los que te regalan una sonrisa o comparten un triunfo contigo, son tus verdaderos amigos.

7 . Aferrarme a lo simple de la vida.

Con todo y sus adversidades, ¡doy gracias a Dios por este año!

Change language
Obtén acceso a contenido exclusivo, noticias, promociones especiales y más sorpresas directamente a tu correo
Tu información nunca será compartida con terceros.
Accesorios Labana