¡Hola, familia!

Ya que estamos en el último mes del año (y para mí, el más bonito. ¡Jajajaja!), quiero compartir con ustedes un breve resumen de los que fueron mis momentos más importantes de este 2020, con todo y lo trágico que ha podido ser, ya que, como les he comentado en posts anteriores, debemos agradecer, primero que todo, el hecho de haber llegado vivos a diciembre.

Recuerden que, lastimosamente, muchas personas no lograron sobrevivir a este horrible virus que nos atacó y que sigue dejando huella.

Pero como la idea no es hablar de cosas tristes, aquí les va mi resumen, el cual no refleja otra cosa que muchos momentos de dicha y plenitud, ¡gracias a mi Señor! Pues todo a Él se lo debo.

El carro de Daniela

Cuando pudimos sorprender a Daniela con su carro (como regalo de cumpleaños), me dio mucha satisfacción y emoción, porque sé cuánto ella lo deseaba, y significaba el comienzo de una nueva etapa en su vida.

Aunque confieso que tenía temor, a la vez me sentí feliz de que Dios me permitiera poder regalárselo.

El retorno de Juan Daniel

Cuando Juan Daniel regreso a casa después de cuatro años en la Universidad en Tallahassee, fue una alegría indescriptible para mí.

Los que me conocen, saben cuánto me costó tenerlo lejos y cuánto lloré.

Ahora puedo verlo diariamente y, aunque ya es un hombre y obvio toma sus propias decisiones, lo tengo cerca y disfrutamos mucho esos momentos en los que estamos todos.

Cuando entré en Monat

El día que le dije «sí» a Monat, sabía que ese era el comienzo de mi camino hacia mi libertad financiera y hacia el cumplimiento del propósito de Dios para mi vida.

Mi primer día en casa luego de salir de «Un Nuevo Día»

Confieso que estaba triste por un lado, porque no estaría más con el público ni con tantos amigos que hice en el canal; pero feliz por otro, porque dentro de mí, sentía que había terminado un ciclo muy importante en mi vida, pero que comenzaba otro lleno de desafíos y victorias.

El Cadillac blanco de Monat

Este fue el resultado de un trabajo arduo en equipo.

Este carro blanco significa muchas horas sin dormir, reuniones sin descanso, estudio, y esfuerzo de un grupo grande de mujeres que ¡no nos rendimos!

El día que comenzamos las reuniones de matrimonios en casa

Ese es el propósito de mi esposo y mío; de hecho, Dios nos lo mostró hace un tiempo.

Él nos unió para ayudar a otras familias y matrimonios, no porque somos perfectos, sino porque Él, a través de lo que hemos vivido, ayuda a otros dejándoles saber que de su mano todo es posible.

Y bueno, mi gente… Esa es la compilación de momentos mágicos de mi 2020.

¡Claro! Me hubiese gustado añadir otros, pero estos son los más memorables.

Siempre agradeciendo a Dios por sus bendiciones y por todas las cosas buenas que me otorga.

Change language
Obtén acceso a contenido exclusivo, noticias, promociones especiales y más sorpresas directamente a tu correo
Tu información nunca será compartida con terceros.
Accesorios Labana