¡Familia!

Quizás a través de mis redes sociales lograron leer algunos deseos de mi persona hacia todos ustedes para este nuevo año que está iniciando. Pero no había tenido la oportunidad de escribirles un mensaje contundente y cargado de mucha Fe y esperanza.

El “Feliz Año” ya se los di, ¡jajajaja! Sin embargo, además de todo lo bueno y lo maravilloso que pueda llegar a desearles, también quiero mostrarles cuál es el secreto para que todos tengamos un año grandioso, y no es otro que entregárselo a Dios por completo.

Permitan que Él actúe sobre sus planes, sus proyectos, sus familiares y su salud, porque su tiempo es perfecto y precioso. Y no con esto estoy orillándolos a pertenecer a una religión en específico ni a ser practicantes o seguidores de alguna creencia determinada, mi gente. De hecho, ustedes saben que nunca lo haría.

Lo que sí quiero es invitarlos abiertamente a que confíen. A que crean en su Palabra y esperen con sabiduría en sus acciones, porque cuando Él toma el control de nuestras vidas, todo comienza a cambiar para mejor.

Por mi parte, sólo me queda desearles el pronto cumplimiento de sus objetivos para este 2021. Así como también salud, bienestar y abundancia para ustedes y para todas las personas que los rodean.

También deseo que pronto podamos volver a la normalidad, a nuestras vidas de antes, pero lo más importante, con otra visión: valorando más lo que tenemos sin estar pendiente de lo que no tenemos, amando más, perdonando más,  siendo mejores seres humanos y siempre de la mano con el Señor.

¡Dios los bendiga!

Change language
Obtén acceso a contenido exclusivo, noticias, promociones especiales y más sorpresas directamente a tu correo
Tu información nunca será compartida con terceros.
Accesorios Labana