¿Cómo están, mi gente linda?

Sé que este post les va a gustar mucho, pues en él les hablaré acerca de cómo iniciarnos dentro del mundo del pilates, y lo mejor, si necesidad de salir de casa. ¿No les parece maravilloso?

Pero antes de explicarles cuáles son los ejercicios más adecuados que deben llevar a cabo y otros detallitos, quiero comentarles un poco sobre la “filosofía pilates”.

Esta técnica, especial para moldear nuestra figura y ayudarnos a mejorar la postura, fue creada por Joseph Hubertus Pilates, y según he leído en varios artículos por ahí, lo hizo con el principal propósito de rehabilitar el cuerpo de ciertas patologías y de cirugías o intervenciones quirúrgicas.

Y otro punto que no puede quedar por fuera es que, además de la actividad física que realizamos una vez que comenzamos a hacer pilates, también trabajamos la mente y la respiración.

Y ahora que sabes esto, voy con algunos tips que debes tomar en cuanta si quieres comenzar una rutina de pilates en casa:

-Agenda los días y las horas que tendrás disponible (a la semana) para llevar a cabo la práctica, y cúmplelos como cumplirías si tuvieras que ir a un gimnasio. Recuerda que la disciplina y la constancia son muy importantes y siempre nos conducirán al éxito en cualquier aspecto de la vida.

-Evita distracciones como el móvil, la televisión y hasta conversaciones con las demás personas que habitan en tu casa.

-Puedes comenzar haciendo media hora de ejercicios (de lunes a viernes), e ir aumentando gradualmente el tiempo hasta alcanzar la hora diaria.

-Realiza cinco minutos de calentamiento antes de dar inicio a las sesiones.

-La utilización de materiales como la pelota Fitball o la media esfera conocida como “bosu”, son opcionales. ¡No es necesario gastar dinero en ellas! Sin embargo, lo que sí necesitas es una colchoneta o esterilla para recostarte en el suelo.

-La respiración, al momento de hacer los ejercicios, debe ser pausada.

-Puedes optar por ver tutoriales y videos de pilates para que tengas una idea de cuáles son los ejercicios que vas a hacer.

-En caso de que puedan generarse dudas, que es lo más normal, lo aconsejable es consultar con un instructor y aclarar cualquier inquietud.

Ejercicios

-Siéntate en la colchoneta o esterilla con las piernas estiradas e intenta tomar tus pies con las manos (lo más lejos posible). Mantente así durante 15 segundos. Regresa a la posición inicial. Haz 10 repeticiones.

-Extiende las piernas y eleva a 90°. Continúa el movimiento hacia atrás. Eleva el tronco y toca el piso con los pies. Regresa a la posición inicial.

-Acuéstate boca arriba. Dobla una pierna de manera que la rodilla toque tu pecho. La otra pierna debe permanecer estirada sin apoyarla en el piso. Eleva la cabeza. Mantén la postura durante 10 segundos y haz 10 repeticiones. (Luego cambia de pierna).

-Colócate de rodillas. Apoya el pie izquierdo en el piso y deja el brazo y la pierna derecha en el aire. Mantente así por unos segundos y vuelve a apoyar el pie derecho. Cambia hacia el otro lado. La serie se completa al hacerlo con las 2 piernas. Haz cuatro repeticiones más.

-Acuéstate boca abajo. Eleva las piernas, el pecho y la cabeza al mismo tiempo. Realiza 15 repeticiones para reforzar los músculos de la espalda, las extremidades inferiores y los glúteos.

Estas rutinas pueden ser muy útiles cuando están comenzando, mi gente.

Ahora cuéntenme… ¿Se van a atrever?

Change language
Obtén acceso a contenido exclusivo, noticias, promociones especiales y más sorpresas directamente a tu correo
Tu información nunca será compartida con terceros.
Accesorios Labana