¡Hola, familia bella! Espero que todos estén muy bien.

Muchas veces me han preguntado por ahí que qué es para mí la felicidad, y llegó el momento de contarles cuáles son esas tres cosas que, por muy simples que parezcan, yo las considero como las más grandes y únicas causantes de mi felicidad plena.

Quizás el hecho de haber logrado mi libertad e independencia financiera, sea un motivo por el cual yo tenga que estar y ser feliz. Y sí, ¡no niego que lo es!

Al igual que tener mi casa, comida en mi mesa, un medio con el cual transportarme y ropa en mi armario para vestirme… Pero… ¿saben una cosa, mi gente? ¡Eso no lo es todo!

Estos bienes materiales, que también son importantísimos, ¡ojo!, pueden llegar a nuestras vidas en cualquier momento mientras trabajemos tanto ardua como honestamente.

Sin embargo, con el tiempo me he dado cuenta y he aprendido que, para mí, la felicidad cada vez es más simple. Y yo me siento feliz y plena con tan sólo permanecer cerca de Dios, tener salud (y más en estos tiempos), y estar rodeada de mi familia.

Lo demás, tenemos que salir a buscarlo, mi gente. ¡Jajajaja!

Y aquí aprovecho para recalcar una de las cosas que siempre les digo. Ser agradecidos también es sinónimo de felicidad, porque dar gracias por lo que tenemos en lugar de estar quejándonos por lo que nos falta, es un vivo ejemplo de una persona que, pese a las dificultades, está en armonía con Dios y con la vida.

Allí les dejo esa reflexión, mi gente linda.

¡Los quiero mucho a todos!

Change language
Obtén acceso a contenido exclusivo, noticias, promociones especiales y más sorpresas directamente a tu correo
Tu información nunca será compartida con terceros.
Accesorios Labana