¡Mi gente linda!

¿Cómo están?

Muchas veces, cuando reviso mis redes sociales, me tropiezo con esas típicas cuentas de reflexiones que, como quiera que sea, nos dejan una moraleja o enseñanza, y que siempre están publicando mensajes que por más simples que los consideremos, están cargados de contenido valioso.

En estos días, casualmente, vi uno que me llegó al corazón. Y hoy quiero compartirlo con ustedes, pues hacía referencia a aquellas características que equivocadamente pensamos que están relacionadas con el amor cuando en realidad no lo están…

Entonces, ¡presten atención!

El amor no es…

Lastimarte por amar a alguien

¿Hasta dónde podemos llegar cuando amamos a una persona y ni cuenta nos damos del daño tan grande que nos hacemos al recibir de esta sólo malos tratos, o peor, al no ser correspondidos?

Dejarte ir a ti por hacer que alguien se quede

¿Dónde está nuestra esencia cuando permitimos que esa persona nos reste energías, ganas, personalidad y amor propio sólo para que no se vaya de nuestro lado?

Recuerden que para amar a otra persona, primero debemos amar nuestro ser.

Permitir que te genere caos y no paz

Este punto es muy importante, mi gente. ¡Cuidado con la costumbre!, ¡cuidado con el “bueno… ¿Qué más puedo hacer?”!, ¡cuidado con el hecho de hacer habitual lo que está mal o lo que es incorrecto!

¡No!

Si no te genera paz, si todo es guerra, caos y conflictos y si sientes que desde hace tiempo perdiste la tranquilidad y el equilibrio, ¡ahí no es!

No confundas amor con monotonía y maltrato. ¡Porque eso no es amor!

Así que respondan todas estas preguntitas que aquí en el post les hago y reflexionen, analicen, y luego saquen sus propias conclusiones.

¡Los quiero mucho a todos!

Change language
Obtén acceso a contenido exclusivo, noticias, promociones especiales y más sorpresas directamente a tu correo
Tu información nunca será compartida con terceros.
Accesorios Labana