¡Mi gente!

Si hay algo que yo disfruto muchísimo en esta vida, es hacerle visitas recurrentes a ese tesoro llamado “mar”. De hecho, ir a ver los atardeceres con mi esposo Carlos en el bote, definitivamente es una de mis actividades favoritas, pues este nos renueva, nos regala momentos maravillosos y nos llena de paz.

Y es que en cada salida, no sólo disfrutamos… También reflexionamos, conversamos con Dios, y luego sólo nos queda contemplar la belleza y la inmensidad de un lugar que guarda muchísimo misterio, pero que mana energías y vibraciones increíbles.

Y son muchas las razones por las cuales yo aseguro que el mar es ¡mi lugar favorito! Sin embargo, eso no me impide admirar otras bellezas y maravillas del mundo. Sólo que, entre todas ellas, el mar seguirá ocupando el primer lugar y seguirá siendo ese sitio al que siempre voy a querer ir.

Con mi esposo, con mis hijos, con toda mi familia, el día que sea, en el momento que sea, el mar siempre será el mar. Siempre será ese lugar que amaré y respetaré…

Y si alguno de ustedes lo tiene cerca, considérese bendecido.

¡Besitos, mi gente!

Change language
Obtén acceso a contenido exclusivo, noticias, promociones especiales y más sorpresas directamente a tu correo
Tu información nunca será compartida con terceros.
Accesorios Labana