¡Mis niñas bellas!

¿Por qué será que cada vez que nos toca hablar de amor, nos asustamos y sentimos miedo? Y mucho más cuando se tratan subtemas como la diferencia entre las edades, por ejemplo…

¡Por esa razón estoy aquí! Para hablarles un poquito al respecto, pues, como ustedes saben, Carlos es menor que yo. Ante esto, no tienen idea de la cantidad de comentarios negativos que hemos tenido que leer en las redes sociales por parte de la gente; sin embargo, somos una pareja que tiene a Dios como Norte y Centro. Así que no pierdan detalles de estos tres consejitos que tengo para ustedes, mis niñas hermosas… Para que dejen de pensar que su tiempo para amar ya pasó, que el amor no está hecho para ustedes, o que la edad es un impedimento para amar…

Caso omiso a los prejuicios

La sociedad actual está acostumbrada a juzgar. ¡Y a juzgar duramente! Pero esa no debería ser una razón de peso para impedir que todas nos demos una oportunidad con quien nos sintamos bien, con quien nos quiera y nos ame, pero sobre todo, con quien vaya en total sintonía con nosotras…

Así que lo único a lo que deberían hacerle caso, es a estos tres consejitos que van desde el corazón y desde mis vivencias propias…

Bye, mis niñas preciosas.

¡Bendiciones para todas!

Change language
Obtén acceso a contenido exclusivo, noticias, promociones especiales y más sorpresas directamente a tu correo
Tu información nunca será compartida con terceros.
Accesorios Labana