¿Qué tal, familia linda?

En vista de que hace poco celebramos el Día de las Madres, reflexioné un poco y quiero compartir con ustedes cuál ha sido el mejor consejo que me ha dado mami.

Si hay algo que siempre me ha enseñado mami (no sólo por todo lo que me dice, sino también por su ejemplo en acciones), es a ser una persona humilde. Es decir, ella le da mucho valor a la humildad.

Siempre me dice: “Nunca te olvides de dónde vienes”… Y aunque parezca increíble, me recuerda a cada instante a la gente de mi barrio (en Cuba), me pide que no me olvide de saludar a fulano o a mengano, etc. Y aun cuando pueda sonar chistoso, la verdad es que eso me encanta de ella.

De hecho, mi mamá conserva los mismos amigos de hace muchísimos años. Esos mismos que eran sus amigos antes de yo nacer. ¡Imagínense!

Entonces, la humildad de mami es increíble… ¡Me inspira a ser igual! Y es una dicha saber que el mejor consejo de ella viene respaldado con su vivo ejemplo. Por cómo es con sus amigos, como madre, como abuela, como hija, en fin… ¡Para mí, esos son consejos diarios!

Y la comunicación con ella es y tiene que ser constante.

Si no la llamo, me manda 20 mensajes de texto, ¡jajajajaja! “¿Qué te pasó?”. “¿Estás bien?”. “¿Todo en orden?”. ¡Jajajaja. Y yo simplemente le respondo que estaba ocupada o cualquier cosa.

So… Ya yo sé que tengo que llamarla todos los días a la misma hora.

Y habiéndoles contado todo esto, puedo concluir diciendo que mi madre es una bendición de Dios, que me siento muy afortunada de tenerla con vida y salud y que, para mí, todos los días es su día.

Change language
Obtén acceso a contenido exclusivo, noticias, promociones especiales y más sorpresas directamente a tu correo
Tu información nunca será compartida con terceros.
Accesorios Labana